¿QUÉ ES EL GOOD WILL?

El Good Will es un anglicismo que significa o hace referencia al buen nombre de una empresa, producto, servicio, persona, etc.

El buen nombre o prestigio que tiene una empresa o establecimiento frente a terceros, es un activo de gran valor, puesto que ese buen nombre le permite obtener clientes, proveedores, créditos, etc.

El buen nombre, coloca a una empresa en posición ventajosa frente a la competencia, facilitándole su incursión o sostenimiento en el mercado. Permitiéndole también, mejores ventas y en muchos casos, a precios un poco mas altos, puesto que el consumidor siempre está dispuesto pagar un poco mas por tener un producto de “marca”, lo que indudablemente le permite tener una mejor rentabilidad.

El Good Will, es un intangible, que puede ser estimado en dinero en la medida en que se pueden medir los beneficios futuros de su prestigio y buen nombre.

Para determinar el valor del Good Will, la Superintendencia de Industria y comercio ha considerado que:

‘(…) Entre los diversos elementos que se conjugan para determinarlo, cabe destacar, además de la proyección de los beneficios futuros, la existencia de bienes incorporales, tales como la propiedad industrial, fórmulas químicas, procesos técnicos; la excelente ubicación en el mercado, la experiencia, la buena localización, la calidad de la mercancía o del servicio, el trato dispensado a los clientes, las buenas relaciones con los trabajadores, la estabilidad laboral de los mismos, la confianza que debido a un buen desempeño gerencial se logre crear en el sector financiero. En fin, el artículo 33 del decreto 554 de 1942, enumeró algunos otros factores a considerar como ‘constitutivos del good-will comercial o industrial’, al paso que, posteriormente, el decreto 2650 de 1993, aludió a su registro contable bajo el nombre de ‘Crédito Mercantil’, indicando que allí se registra ‘el valor adicional pagado en la compra de un ente económico activo, sobre el valor en libros o sobre el valor calculado o convenido de todos los activos netos comprados, por reconocimiento de atributos especiales tales como el buen nombre, personal idóneo, reputación de crédito privilegiado, prestigio por vender mejores productos y servicios y localización favorable… También registra el crédito mercantil formado por el ente económico mediante la estimación de las futuras ganancias en exceso de lo normal, así como la valorización anticipada de la potencialidad del negocio

(…)‘.

Existen dos tipos de Good Will que son el adquirido y el formado.

El Good Will formado, es el que toda empresa ha forjado con el transcurso de los años, el cual es más difícil de calcular, puesto que no se ha invertido dinero en forma directa para la formación del Good Will, sino que ha sido el producto, ha sido la consecuencia indirecta del trabajo de toda la empresa.

El Good Will comprado, es el que es adquirido por la empresa a otra empresa. Fue un tercero quien desarrolló y forjó el buen nombre y el prestigio de determinada marca, que luego es adquirida por la empresa. En este caso, la determinación de su valor es muy sencillo, puesto que se pagó un determinado monto por ello.

Vea: Crédito mercantil formado y Crédito mercantil adquirido

Muchas empresas sobreviven gracias a su buen nombre, a que su marca es recordada por los consumidores, tanto así que el consumidor llega a comprar un producto casi por inercia.

Es tan importante el buen nombre y la marca, que anualmente las empresas invierten miles de millones de dólares publicidad, con el objetivo de mejorar su imagen frente al cliente. La imagen vende por si misma. Un producto sin imagen frente al consumidor, debe recurrir a estrategias como las promociones, los premios y rifas para poder venderse.

Respecto a la contabilización, ésta es diferente si el Good Will es formado o adquirido. Si el Good Will es formado, se contabiliza como patrimonio en la cuenta 3215 y si es adquirido se contabiliza como una compra de activos, caso en el cual es objeto de Amortización.

Contenido relacionado
(f UENTE:  http://www.gerencie.com/good-will.HTML    y selección  de Quorum)

Un comentario el “¿QUÉ ES EL GOOD WILL?

  1. http://www.cetuchile.cl/index.php?option=com_content&view=article&id=704:2-concepto-y-origen-del-goodwill-y-badwill&Itemid=164

    “En primer lugar, cabe señalar que el goodwill y el badwill, hasta el 26.09.2012, no estaban consagrados legalmente en nuestro país, sino que éstos obedecían más bien a una concepción financiero-contable. Dichos conceptos corresponden a anglicismos que pueden ser entendidos, para nuestros efectos, como menor valor de inversión y mayor valor de inversión, respectivamente.

    Dichos menores y mayores valores de inversión tienen su origen en procesos de reorganización empresarial, específicamente en las figuras de fusión propia por incorporación1 y fusión impropia, correspondan éstas a fusiones de sociedades anónimas o sociedades de personas2 .
    (…)

    Centro de Estudios Tributarios de la Universidad de Chile

    Estimados Lectores,

    En esta trigésimo primera edición del Reporte Tributario, Nº31 Octubre/2012, hemos iniciado el análisis de diferentes temas que se han visto modificados como consecuencia de la reciente publicación de la Ley 20.630 sobre Reforma Tributaria. En esta oportunidad, se hará referencia a la consagración legal del Goodwill y Badwill Tributario, tema que hasta antes de la modificación legal no se encontraba comprendido en nuestra legislación tributaria y sólo existía como marco de referencia a través de las interpretaciones emitidas por el Servicio de Impuestos Internos.

    Para el desarrollo de un análisis acabado, se describen en primer lugar los conceptos de goodwill y badwill, mencionando las causas que los originan tributariamente. Luego se revisa su tratamiento tributario vigente, es decir antes de la ley 20.630 recién publicada, incluyendo el aumento o disminución del patrimonio transmitido producto de la operación, distinción entre activos no monetarios para efectos de la asignación del goodwill/badwill y forma de cálculo, entre otros.

    Finalmente, se ahonda en las modificaciones incluidas por la Reforma Tributaria en la Ley sobre Impuesto a la Renta, que incorporan legalmente el tratamiento tributario de estos dos conceptos, marcando las diferencias y similitudes entre el tratamiento vigente y el que entrará en vigencia a contar del período tributario 2014.

    El Centro de Estudios Tributarios (CET UChile), continuará mensualmente desarrollando temas de índole tributaria, para lo cual los invitamos a visitar http://www.cetuchile.cl donde podrán encontrar publicaciones sobre diversos estudios tributarios, seminarios, apariciones en prensa de nuestros colaboradores e integrantes, análisis de jurisprudencia, historial de reportes tributarios, tesis para la obtención del grado de Magíster en Tributación de la Universidad de Chile, entre otras temáticas.

    Invitamos a todos los lectores a interiorizarse detalladamente de las labores y actividades que desarrolla el Centro de Estudios Tributarios (CET UChile), a través del archivo adjunto denominado Tributación en la FEN (Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile).

    Saludos cordiales,

    Profesor Javier Jaque López
    Director Ejecutivo del Centro de Estudios Tributarios
    CET UChile

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s